Site Overlay

Ambidiosidad… ¿en el Piazza?

Ambidiosidad... ¿en el Piazza?

Ante la pregunta de si hay Ambidiosidad en el Piazza, solo hay una respuesta posible. Esa respuesta es un NO rotundo.

Como veis, escribo NO en mayúscula, en negrita, cursiva y subrayado. Ahora os explico por qué.

AMBIDIOSIDAD

La AMBIDIOSIDAD que busco en todos los sitio que visito brilló completamente por su ausencia.  

Mi crítica a La Tagliatella venía en relación a la cantidad, sabor y precio. Porque lo que quiero es enseñaros son lugares donde comer bien, y que no os gastéis mucho dinero.

En este caso es todo por el sabor. El precio es barato, no hay que negarlo, pero el sabor no es malo, simplemente no hay sabor. 

Ambidiosidad en el sabor

Aquí pagas por lo que recibes. Tienes muchas cosas donde elegir para comer, pero todas son malas, personalmente no recomiendo este sitio para nada. Solo lo recomiendo para una cosa, que lo podéis encontrar más casi al final de este artículo.

He de decir que no creía que fuera posible que una lasaña, unos canelones, pasta a la carbonara y diferentes pizzas tengan un sabor muy parecido. 

Todos los platos en el Piazza saben prácticamente igual. Si has perdido el sentido del gusto este gran problema te da igual… pero para todos los demás es algo muy molesto. 

Plato tras plato mis compañeros y yo nos dábamos cuenta que ir al Piazza fue un autentico error.

Lo mejor del sitio es la decoración que tiene, que invita a entrar. Además las vistas son privilegiadas, ya que está situado delante de la Plaza del Pilar, y ya, es lo único bueno que tiene.

Comer ahí un buen día en la terraza, con las vistas que tiene sería estupendo, si la comida fuera buena.

Los postres fueron una auténtica sorpresa, porque también tenían mal sabor. Lo que más nos sorprendió fue que los flanes tenían una textura muy parecida al plástico, o a un chicle duro. 

No hablamos ni de los yogures, helados y demás postres y comidas que ofrecía este restaurante porque no merece la pena. Ya os lo digo yo, no sabe a nada. 

¿Cómo es posible hacer mal un postre? Pues porque el postre fue comprado al peor proveedor posible.

Creo que este «restaurante» pertenece o trabaja (o algo así) con otro que está en la esquina de la calle Alfonso, porque vimos como pasaban comida de un lado a otro. A lo mejor el Piazza se queda con las sobras del otro sitio, porque ese suele estar más lleno.

Por último, si entras a la web del Piazza puedes leer «The best italian Pizza» y «El mejor «italiano» en la Plaza del Pilar». Nada más lejos de la realidad, las pizzas insípidas y con un queso que era un proyecto de queso… y lo del mejor italiano en la Plaza del Pilar es verdad, PORQUE ES EL ÚNICO, entonces ahí no miente.

Otro detalle a mencionar es que al momento de pagar quisieron cobrarnos más de lo que debían, porque habíamos reservado una oferta con un precio especial para grupos. Sin embargo, nuestras quejas a lo largo de la cena fueron oídas por el camarero y tras una pequeña queja nos cobraron lo que debían. Intentaron cobrarnos un precio mayor al que habíamos reservado.

Consejo

Si quieres terminar con tu pareja o dar una mala noticia a alguien te recomiendo cenar en este restaurante, porque no habrá nada peor que la comida.

En mi escala de AMBIDIOSIDAD obtiene una puntuación de menos cinco (-5). 

No os dejo fotos, lo que si os dejo es la ubicación (para que no vayáis)

1 %
Nivel de Ambidiosidad

Ambidiosidad
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar